Como educadores y profesionales del mundo de la música sabemos que aprender música a través de la interpretación instrumental es una herramienta de desarrollo global (mente, cuerpo y espíritu) con un potencial ilimitado. Por eso, traemos a Gijón la forma más accesible, fácil y divertida de aprender a tocar un instrumento desde los 3 años a través de la metodología Suzuki. Método fundado por S. Suzuki en Japón en los años 50 basado en la premisa de que «todos los niños tienen talento», es decir, todos los niños tienen capacidad para aprender, sólo hay que saber enseñar en función de cómo es cada niño y en consecuencia cómo aprende.

Avalado y respaldado por miles de pedagogos y profesores de música que la siguen y la ponen en práctica, los resultados de esta metodología hablan por si sólos y demuestran su fiabilidad.
Invertir en método suzuki significa invertir en su futuro gracias a que tocando un instrumento el niño potenciará su desarrollo mental, psicomotriz, intrapersonal y social. Aptitudes que todos necesitamos en el desarrollo de nuestra vida. El aprendizaje musical es aprendizaje para la vida, ¿iniciamos el viaje?

¿Quieres saber más?

Instrumento

Para realizar esta actividad, el niño y la familia deberán elegir primero el instrumento que quieren aprender. En nuestro centro encontrarás: violín, violonchelo, piano y guitarra (novedad del curo 19/20 y exclusivo de nuestro centro) Para elegirlo facilitamos clases de prueba gratuitas en las que conocereis al profesor y probareis cada instrumento. Escríbenos para gestionar la tuya.

Clases

El aprendizaje se desarrolla en dos clases semanales de 30 minutos cada una. En una de ellas el trabajo es individual (niño, tutor y profesor) y en la otra el trabajo se realiza en grupo (niños del mismo instrumento la misma edad-nivel, sus tutores, profesor) La clase individual nos permite avanzar con cada niño según sus necesidades y características, dando importancia al individuo y fomentando su autoestima y personalizando los objetivos. La clase grupal nos permite desarrollar en el niño y el tutor un sentimiento de pertenencia, dando importancia al colectivo por encima del individuo, reforzando lo aprendido y planteando objetivos grupales. Las dinámicas de ambas clases persiguen despertar en el niño el gusto por el instrumento, el bienestar de todos los participantes y la diversión a la vez que aprendemos juntos.

Aprendizaje

El proceso de aprendizaje se realiza siguiendo los pasos de aprendizaje de la lengua materna: escucha, imitación, reproducción, comprensión y expresión y lectoescritura. Por ello la forma en la que los niños aprenden es muy intuitiva y natural para ellos. El profesor se pone al servicio del alumnos y su familia, personalizando las sesiones y con una adaptación total. La disciplina Positiva y Montessori están presentes en el aula Suzuki. Los recursos del profesor son numerosos y diversos trabajando no sólo con el instrumento sino con el propio cuerpo, la voz y otro materiales del gusto de los niños, haciendo del aprendizaje musical algo cercano, vivo y experimental. Motivándoles a través del juego y la diversión.

Papis

Crear un ambiente familiar en torno a la actividad es muy importante para que el niño lo integre de forma adecuada. Por eso uno de los tutores deberá asistir con él a las clases, participar en la medida en que lo pida el profesor y aprender lo más básico del instrumento acompañando a vuestr@ hij@ en este bonito proceso de aprendizaje.

Desde los 3 años

El método suzuki es el único método con el que se puede enseñar a tocar un instrumento con resultados a niños a partir de los 3 años. Aprovechar la primera etapa de la infancia facilita el proceso haciendo que la música y el instrumento se integren en él y en su vida sin esfuerzo.